¿Qué fue de los Morgan?

Director: Marc Lawrence

Reparto: Hugh Grant, Sara Jessica Parker, Sam Elliot, Mary Steenburgen, Elisabeth Moss, Michael Kelly.

Paul y Meryl Morgan son una pareja separada que, una noche en la que ella accede a una cena con él, a la vuelta se convierten en testigos de un asesinato. En un principio, el programa de protección de testigos de los Federales les asigna guardaespaldas pero la medida no es suficiente: el criminal es listo y supo encontrarlos.

Tras salvarse Meryl de una muerte segura, se toma la decisión de mandarles a un lugar donde no puedan encontrarles, un pueblo perdido en Wyoming: auténtica tortura, especialmente para ella, por tener que abandonar su amada Nueva York, su trabajo y todo lo relacionado con su vida anterior.

Los primeros días tendrán que pasarlos juntos, ya que por el momento el emplazamiento es temporal; si la información no llegara en el plazo de una semana ya les asignarían entonces destinos separados. La convivencia hará que escojan un camino u otro en su relación.

Una película más del montón en plan romanticón con algún que otro toque cómico, menos del esperado por el tráiler, quizá. Hugh Grant ha quedado definitivamente apalancado en este género, aunque quizá ya empiece a rallar lo absurdo dentro de un humorismo que puede empezar a cansar demasiado a los espectadores, sobre todo porque ya no se trata de un joven guapo y aguerrido sino que más bien se van haciendo notables sus crecientes y cincuentonas arrugas.

Sara Jessica Parker tampoco se queda atrás en cuestión de edad pero es una actriz de la que se sabe que nunca ha tenido un rostro especialmente juvenil (véase Sexo en Nueva York, muy recomendada, sobre todo para el género femenino) y cuya interpretación probablemente sea mejor que la exagerada “chispa” seria que asume el papel de Grant en medio de una gran cantidad de situaciones supuestamente graves, dejando las escenas en un plano bastante indiferente, ni gracioso ni dramático.

Tampoco resulta difícil determinar que a Sara Jessica no le habrá costado nada asumir su papel, pues tiene un gran parecido con el de la famosa serie neoyorquina.

En conclusión, un filme poco digno de final más que predecible y desarrollo monótono como para gastar dinero en el cine cuando seguramente habrá mejores opciones en la cartelera o, al menos, en el videoclub. En todo caso, 103 minutos para ver en casa alguna tarde muy aburrida y siendo un gran amante de este tipo de historias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: